Aceptar o no una herencia – Derecho a deliberar.

1.- ¿En qué consiste el derecho a deliberar?

En nuestro ordenamiento jurídico para adquirir una herencia no basta con tener derechos hereditarios (estar llamado a la herencia), sino que además ha de aceptar esa herencia. Sólo cuando se acepta se produce la adquisición de herencia, asumiendo los efectos de esta adquisición desde la fecha de fallecimiento (art. 989 CC). Cuando alguien es designado heredero, puede optar entre tres posiciones: aceptar la herencia pura y simplemente, aceptar la herencia a beneficio de inventario, o repudiar la herencia. Aquel que se convierta en heredero ha de saber que pasará a ocupar la posición del causante (aquel de quien hereda), asumiendo así no solo sus bienes, sino también sus deudas.  Es importante por ello tener una imagen lo más acertada posible de la situación jurídica del causante para valorar la mejor actuación posible. Contempla nuestro Código Civil la posibilidad de que el llamado a la herencia obtenga una mayor información acerca de la situación patrimonial del causante, conocido como el derecho a deliberar, que consiste en que todo heredero puede pedir la formación de inventario antes de aceptar o repudiar la herencia (art. 1010 CC).

2.- Plazos para formular la petición

Los plazos para hacer la petición varían en función de la situación del heredero respecto de los bienes a heredar. 1.- Si el heredero tiene en su poder la herencia o parte de ella, tiene que pedirlo en el plazo de treinta días desde que sepa que es llamado a la herencia (art. 1014 CC) 2.- Cuando el heredero no tenga en su poder la herencia o parte de ella, ni haya practicado gestión alguna como tal heredero, el plazo de treinta días se contará desde que sea requerido para aceptar o repudiar la herencia, si es requerido para ello (art. 1015 CC). Este requerimiento puede efectuarse por el Notario, a solicitud de cualquier interesado en la herencia. 3.- Fuera de los casos anteriores (ni el llamado a heredar tiene disposición de los bienes, ni ha sido requerido para aceptar o repudiar la herencia), podrá ejercer el derecho a deliberar mientras no prescriba la acción para reclamar la herencia (art. 1016 CC). El plazo de prescripción para reclamar la herencia es de treinta años, según lo dispuesto en el artículo 1963 CC.

3.- Procedimiento

La petición se formula ante Notario, o ante Agente diplomático o consular si se encuentra en el extranjero (1011 y 1012 CC). El Notario citará a los acreedores del fallecido y a sus legatarios, si hubiera dispuesto algún legado en su testamento, y comenzará a realizar un inventario dentro de los treinta días siguientes a la citación, y concluirá el mismo dentro de otros sesenta. No obstante, atendiendo a las circunstancias y siempre que exista causa para ello, el Notario podrá prorrogar este término por el tiempo que considere necesario, sin que pueda exceder de un año (art. 1017 CC). Si por culpa o negligencia del heredero no se principiare o no se concluyere el inventario en los plazos y con las solemnidades prescritas en los artículos anteriores, se entenderá que acepta la herencia pura y simplemente (art. 1018 CC). Tras concluirse el inventario, el heredero que se hubiese reservado el derecho a deliberar deberá manifestar si repudia o acepta la herencia, y en este último caso si lo hace pura y simplemente o a beneficio de inventario (art. 1019 CC). Pasados los treinta días sin hacer dicha manifestación, se entenderá que la acepta pura y simplemente. El inventario hecho por el heredero que después repudie la herencia, aprovechará a los sustitutos y a los herederos abintestato, respecto de los cuales los treinta días para deliberar y para manifestar si rechazan o aceptan la herencia pura y simplemente o a beneficio de inventario. El plazo se contará desde el siguiente al en que tuvieran conocimiento de la repudiación (art. 1022 CC).   Pide tu primera consulta gratuita con nosotros:  secretaria@aysabogados.es  913105496  669598363

Leave a Comment