Venta o donación de un inmueble con deudas con la Comunidad de Propietarios

 

Uno de los problemas más frecuentes es la trasmisión de inmuebles que en el momento de la trasmisión mantienen deudas con la comunidad. ¿Qué derechos asisten a la Comunidad? ¿Qué debe hacer el nuevo propietario? En este artículo te lo explicamos.

 

1.- Mantenimiento de la deuda

Es importante distinguir dos tipos de deuda para con la comunidad: por un lado, las cantidades destinadas al sostenimiento de gastos generales (cuotas ordinarias); por otro lado se sitúan las derramas para gastos extraordinarios. Veamos lo que ocurre en cada uno de los supuestos:

1.a) Deudas por cantidades para el sostenimiento de gastos generales

Las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios no dejan de existir por la compraventa del inmueble, sino que el nuevo propietario ha de responder con el propio inmueble de dichas cantidades. No obstante, existe un límite: responde de las deudas ocasionadas en la parte vencida de la anualidad en la que haya comprado el inmueble y los tres años naturales anteriores (artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal).

Si existen cantidades pendientes de pago anteriores a ese periodo, la deuda también permanece y es reclamable, pero habrá de ser el anterior propietario quien responda de la misma.

1.b) Deudas por derramas extraordinarias

Las derramas para el pago de mejoras realizadas o por realizar en el inmueble serán a cargo de quien sea propietario en el momento de la exigibilidad de las cantidades afectas al pago de dichas mejoras (artículo 17.11 de la Ley de Propiedad Horizontal).

En este caso, por tanto, no ha de responder el nuevo propietario de las derramas cuyo pago sea exigible con anterioridad a la adquisición del inmueble.

Hemos de tener en cuenta que el momento que establece la ley es “el momento de la exigibilidad”. Es decir, que si se trata de derramas que son abonadas a la comunidad de propietarios en varios plazos, el nuevo propietario responderá de las cantidades que se hayan de satisfacer con posterioridad a la adquisición del piso o local.

 

2.- Derechos del comprador

Teniendo en cuenta la responsabilidad de pago que frente a la comunidad de propietarios asume el comprador, la Ley de Propiedad Horizontal introduce una garantía para evitar futuras sorpresas y cargos desconocidos.

Así, el artículo 9 de dicha ley obliga a que en la escritura pública en la que se trasmita la vivienda o local debe declararse estar al corriente en el pago de gastos generales o expresar lo que se adeude, y el anterior propietario debe aportar certificación sobre el estado de deudas con la comunidad. En dicho certificado han de incluirse además las derramas pendientes de cobro, puesto que el nuevo propietario también ha de asumir su pago.

Sin embargo, aunque la ley establece esta garantía, el propio adquirente puede exonerar al antiguo propietario de esta obligación, y adquirir el inmueble sin el certificado de deudas. Aunque esto es relativamente habitual en la compra de inmuebles provenientes de embargos o subastas, pensando que el bajo precio de adquisición compensará una posible deuda, nuestra recomendación es no renunciar a esta garantía, para evitar futuras reclamaciones de la comunidad por cantidades desconocidas.

 

¿Tienes dudas acerca de tu situación? ¿Necesitas saber qué deudas puede reclamar la Comunidad de Propietarios?

 

Pide tu primera consulta gratuita con nosotros:

 secretaria@aysabogados.es

 913105496

669598363

Leave a Comment