Impugnación de acuerdos de la Comunidad de Propietarios

 

La Ley de Propiedad Horizontal permite que los propios comuneros (los copropietarios) regulen su convivencia, y recoge las mayorías por las que se han de adoptar los acuerdos. Sin embargo, incluso cuando un acuerdo es adoptado por la mayoría necesaria para ello no significa que no se pueda impugnar y lograr que se revoque.

1.- Acuerdos impugnables

Según establece el artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal, los acuerdos de la comunidad podrán impugnarse

  1. a) Cuando sean contrarios a la ley o a los estatutos de la comunidad de propietarios.
  2. b) Cuando resulten gravemente lesivos para los intereses de la propia comunidad en beneficio de uno o varios propietarios.
  3. c) Cuando supongan un grave perjuicio para algún propietario que no tenga obligación jurídica de soportarlo o se hayan adoptado con abuso de derecho.

 

2.- Requisitos para impugnar

2.a) Estar al corriente de pago de las deudas vencidas con la comunidad.

El vecino que pretenda impugnar no puede tener deudas con la comunidad de propietarios y, si las tiene, ha de consignar judicialmente su importe para que sea puesto a disposición de la comunidad.

Esta regla no será de aplicación para la impugnación de los acuerdos de la Junta relativos al establecimiento o alteración de las cuotas de participación entre los propietarios.

 

2.b) Que el propietario no hubiera aprobado el acuerdo, para lo cual debe:

I.  Haber votado en contra.

II. Haber sido privado del derecho a voto indebidamente.

III.  Haber estado ausente en la Junta.

 

En este caso, la Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 17.1 establece que  el propietario ha de mostrar su disconformidad con el acuerdo en el plazo de 30 días tras recibir el acta donde se refleja el acuerdo, enviando una comunicación a la comunidad de propietarios.
Sin embargo, nuestro Tribunal Supremo ha declarado que el propietario ausente en la junta no pierde su legitimidad para reclamar aunque no hubiera impugnado el acuerdo en el plazo de 30 días, salvo si la impugnación se funda en no concurrir la mayoría cualificada exigida por la LPH fundándose en la ausencia de su voto. Así lo declara en su reciente sentencia de 21 de septiembre de 2021, conforme con lo ya resuelto por esa misma Sala en sus sentencias de 16 de diciembre de 2008 (Sentencia nº 930/2008) y en la sentencia de 9 de mayo de 2013 (sentencia nº 307/2013), en la que señala el Tribunal:

“Comenzando esta Sala por la pretendida ausencia de discrepancia en el plazo de treinta días, ya hemos advertido en otras ocasiones que dicho plazo no tiene más influencia que la de permitir la ejecutividad del acuerdo, especialmente en los supuestos de mayorías cualificadas, pero sin impedir el ejercicio de las acciones que el comunero estime oportunas”

 

3.- Procedimiento

3.a) ¿Cómo hacerlo?

El acuerdo se ha de impugnar mediante demanda interpuesta en el Juzgado de Primera Instancia del partido judicial donde radique el inmueble regido por la comunidad de propietarios.

Se tramitará conforme las normas del procedimiento ordinario (249 LEC).

3.b) Plazo

El plazo para interponer la demanda es de 3 meses,  salvo si se impugnara el acuerdo por ser este contrario a la ley o a los estatutos, en cuyo caso será de 1 año (artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal).

Se trata en ambos casos de un plazo de caducidad, y este comienza a contar desde la adopción del acuerdo si aquel que  lo impugna estuvo en la Junta en la que se acordó o, si estuvo ausente en dicha Junta, desde el momento en el que se le notifica el acuerdo.

 

 

 

4.- Efectos de la impugnación

 

La impugnación no suspende la ejecución del acuerdo, de modo que pese a que este sea impugnado, continúa siendo efectivo a todos los efectos. No obstante, puede solicitarse al Juez competente que como medida cautelar se suspenda dicha ejecutividad, hasta que se resuelva sobre la validez o no del acuerdo impugnado.

 

Leave a Comment